Solicitud de nulidad de la sentencia T‐585 de 2010 impetrada por el Procurador General de la Nación.